Levítico 18, 22 (1ª parte) 

Uno de los textos bíblicos que más se emplean para condenar la homosexualidad y estigmatizar a las personas gays, es el que encontramos en el libro del Levítico capítulo 18, 22, y su paralelo de Lev 20, 12. Traduciendo equivocadamente e interpretando de manera descontextualizada este versículo, el judaísmo fundamentalista, la iglesia católica, las ortodoxas, muchas protestantes y la mayoría de las iglesias evangélicas y pentecostales, justifican sus posturas homófobas e intransigentes contra las personas LGBTIQ+. Estas comunidades cristianas hacen una interpretación descontextualizada y sexualizada de este versículo, empleándolo de manera cruel y violenta contra las personas gays. Lo leen como si expresara una enseñanza clara, explícita y evidente contra la homosexualidad, cuando en realidad no es así. Si acudimos a su lengua original, el hebreo, descubrimos que se trata de un versículo muy difícil de traducir e interpretar. Esto se debe a la complicada estructura gramatical y redaccional que posee en su lengua primitiva. Traducirlo de manera unívoca, afirmando que condena las relaciones homosexuales, es un verdadero despropósito filológico y redaccional. Te animo a que veas este vídeo en el que explico, detalladamente, los errores filológicos, exegéticos e interpretativos cometidos durante siglos por la iglesia católica, e otras iglesias cristianas.

A %d blogueros les gusta esto: